Wednesday, August 26, 2009

De sueños y balances...


Siempre que se acerca la fecha de mi cumpleaños, suele visitar mis noches el fantasma del balance, implacable, solemne, sagaz, se presenta y acuna mi insomnio. Pero este año es distinto, mis noches se han visto inundadas de recuerdos, mis sueños han sido monopolizados por el ayer, por aromas de antaño, por voces del pasado, por caras que ya casi no recordaba, con lugares que extraño.

He soñado con la casa que abrigo mis primeros pasos, la casa que me sufrió en mis años más inquietos. La casa del rosal en la puerta, de los ventanales inmensos, del comedor eterno, de la mesa que no le negaba un plato a nadie. La casa refugio para todos, con su salamandra meta echar calor todo el invierno a fuerza de quebracho.

He soñado con los olores del pasado, me soñé juntando los frutos que despedía el eucalipto del patio del colegio, me soñé poniendo esos frutos sobre la salamandra, me soñé aspirando ese aroma. Soñé con el perfume de los domingos, con mi Mama limpiando todo mientras cantaba sobre el casette de Mercedes Sosa, me soñé viendo a mi mama amasando mientras desafinábamos a dúo Dulce Daniela de Víctor Heredia, me soñé oliendo el olor a ñoquis caseros, me soñé con la nariz con harina.

He soñado con las primeras charlas sobre amores con mis amigos, me soñé jugando al metegol, me soñé intentando un gol de arquero mientras esquivaba las preguntas sobre si me gustaba ella, me soñé caminando con mis amigos volviendo de una salida, pateando piedras, riéndonos a carcajadas como siempre.

Soñé con la separación de la familia, con mi Mama y sus bolsos, con mi hermana y sus bolsos. Me soñé entendiendo el milagro de la vida cuando tuve en mis brazos a Carla recién nacida.

Me soñé despidiéndome de mi primera casa, me soñé yéndome del barrio que me vio crecer, me soñé extrañando todo aquello.

Soñé con mil cosas mas, soñé con cada momento que marco mi infancia-adolescencia, soñé con todo casi…pero lo mas importante es que empecé a soñar con lo que vendrá, con eso que me esta esperando a la vuelta de la esquina…


Nunca pensé que iba a llegar el día donde recomiende a este escritor, pero llego. La recomendación de hoy es Jorge Luis Borges. Que no haya sido Nóbel hace dudar sobre la capacidad para la lectura de los académicos suecos, jajá. No hay mucho para decir de Borges, solo leerlo.


El sueño

Si el sueño fuera (como dicen) una
tregua, un puro reposo de la mente,
¿por qué, si te despiertan bruscamente,
sientes que te han robado una fortuna?
 
¿Por qué es tan triste madrugar? La hora
nos despoja de un don inconcebible,
tan íntimo que sólo es traducible
en un sopor que la vigilia dora
 
de sueños, que bien pueden ser reflejos
truncos de los tesoros de la sombra,
de un orbe intemporal que no se nombra
 
y que el día deforma en sus espejos.
¿Quién serás esta noche en el oscuro
sueño, del otro lado de su muro?

2 comments:

Anonymous said...

Ah!!! Me encato hermano, me parece precioso lo que acabo de leer. Me causo gracia " mama y los bolsos, mi hermana y los bolsos", sera que hay un problema de exceso de equipaje en nuestra familia? Mejor se lo pregunto al Psicologo el dia que vaya.
En tus letras, me hicistes recordar todo eso que añoro, que se llama Niñez!
Besos

Rochitas said...

pero lo mas importante es que empezó a soñar con lo que vendrá, con eso que lo esta esperando a la vuelta de la esquina…