Wednesday, August 05, 2009

Sol de Agosto...


El frió empezó a ceder, cuando parecía que tenia la batalla ganada, por lo menos la que mantenía conmigo, ya que me había encerrado en mi cama trinchera, y justo cuando pensé en rendirme, se retiro solo, con la sabiduría de aquel que sabe que gano, con la paciencia del que sabe que volverá al año siguiente.

Los primeros rayos amables de sol visitan mi patio, mis perros recorren con tranquilidad cada metro, casi olvidados, del mismo, lo huelen, lo observan, se amigan con el terreno de nuevo. Los observo, disfruto de su ritual, me dejo acariciar por ese tímido sol, me detengo a no pensar, momento de liberar la mente, dejarme llevar, me siento a centímetros del piso, floto, me siento liviano dejando de lado las preocupaciones, cuando siento el hocico frió, sobre mi mano, de mi perra que me vuelve a la realidad. Estoy en el patio, estoy con mis perros, se alegran de verme, nos alegramos de ver el sol.

Hace días que me debía un texto alegre, un texto esperanzador, también me debía un momento de análisis, me adeudaba hacerme cargo de mis decisiones, un instante de autocrítica (salvaje como en todo virginiano). No sé si el texto alegre sea este, pero sé que va a llegar, en algún momento.

Tome decisiones, los primeros rayos de sol me dieron energía, agosto me pide a gritos que me mueva, que me active, una vez en movimiento todo se ve diferente…

La recomendación de hoy viaja a Puerto Rico, tierra que vio nacer en 1914 a Julia de Burgos. Militante del Partido Nacional de su país, predico por la independencia de Puerto Rico, organizando múltiples festivales, dentro y fuera de su país, para divulgar su lucha. Murió a los 39 años, en Nueva York, como consecuencia de una pulmonía.

Donde comienzas tú...

Soy ola de abandono,
derribada, tendida,
sobre un inmenso azul de sueños y de alas.
Tú danzas por el agua redonda de mis ojos
con la canción más fresca colgando de tus labios.
¡No la sueltes, que el viento todavía azota fuerte
por mis brazos mojados,
y no quiero perderte ni en la sílaba !

Yo fui un día la gaviota más ave de tu vida.
Mis pasos fueron siempre enigma de los pájaros.
Yo fui un día la más honda de tus edades íntimas.
El universo entero cruzaba por mis manos.
¡Oh día de sueño y ola;
Nuestras dos juventudes hacia el viento estallaron.
Y pasó la mañana,
y pasó la agonía de la tarde muriéndose en el fondo de un lirio
y pasó la alba noche resbalando en los astros,
exhibiéndose en pétalos
y pasó mi letargo...

Recuerdo que al mirarme con la voz derrotada,
las dos manos del cielo me cerraron los párpados.
Fue tan sólo una ráfaga,
una ráfaga húmeda que cortó mi sonrisa
y me izó en los crepúsculos entre caras de espanto.
Tú nadabas mis olas retardadas e inútiles,
y por poco me parto de dolor esperando.

Pero llegaste, fértil,
más intacto y más blanco.
Y me llevaste, épico,
venciéndote en ti mismo los caminos cerrados.

Hoy anda mi caricia
derribada, tendida,
sobre un inmenso azul de sueños con mañana.
Soy ola de abandono,
y tus playas ya saltan certeras, por mis lágrimas.

¡Amante, la ternura desgaja mis sentidos...
Yo misma soy un sueño remando por tus aguas !


3 comments:

Rochitas said...

y si que se siente es brisa de aire fresco mezclada con un sol que lo intenta renovar.

untitle said...

¡S O N R E I!

Lo hermoso esta en todos lados, solo tenemos que girarla cabeza...y no parar de sonreir!


"el palcer de ignorar un mundo al que nunca pertenecimos de veras, la esperanza de inventarnos otros sin prisa pero tenso y crispado y lleno de torbellinos e inesperadas fiestas."


Q tengas buena semana!


...

G said...

Es mejor olvidarse y sonreir, que recordar y entristecerse...