Sunday, September 27, 2009

De Viajes de a dos y Miedos compartidos...


Otra de ronda copas, otra noche de risas, humo y chistes festejados. Entre diálogos me permito pensarte, me permito jugar a adivinar que estarás haciendo en ese preciso instante, me escapo a mi contexto, vago por el mundo de los sueños esperando cruzarte, esperando que estés pensando en mi, como yo en vos.

La noche avanza, el ambiente se llena de humo, las risas suenan cada vez más vacías, más insonoras, pura mueca. Alguien sugiere cambiar de bar, son todos lo mismo sin vos, pienso, pero alguien me hace notar que no fue solo pensamiento.

La música suena, la histeria es la reina de la noche, yo juego con mi celular en el bolsillo, lo hago girar, y espero un guiño del destino como esperan los jugadores de bingo una ayuda del azar, un giro más y poder gritar bingo.

Noche, pensamientos, brindis, mensajes que no llegan, música, risas, y siempre presente tu magia, esa que me tuvo cautivo casi dos años, esperando lo que llego, esa que me tiene cautivo esperando lo que vendrá. Retorno a mi casa, llueve, si bien esbozo una queja sobre el clima, por dentro pienso que no podría ser mejor marco para una noche en la que no pare de pensarte, ambos amamos la lluvia.

Me has preguntado si sentimos igual, no tengo dudas sobre la respuesta, y creo que vos tampoco la tenias, pero tenias que hacerla, tenias que preguntar y lo agradezco. Ambos jugamos a diario con nuestros miedos, como en todo juego nos toca ganar y perder, pero lo más importante es que tenemos ganas de jugar con ellos, quizás algún día los cansemos y llegue el momento de empezar a viajar juntos sin miedos, sin tantos miedos…



Dia domingo, domingo bien domingo. Revolviendo la biblioteca me cruce con un escritor argentino nacido en 1886, Ricardo Güiraldes. Conocido por su obra, Don Segundo Sombra, poeta ensayista, fundador de revistas. La recomendación es Viajar.



Viajar.

Asimilar horizontes. ¿Qué importa si el mundo
es plano o redondo?
Imaginarse como disgregado en la atmósfera,
que lo abraza todo.
Crear visiones de lugares venideros y saber
que siempre serán lejanos,
inalcanzables como todo ideal.
Huir lo viejo.
Mirar el filo que corta una agua espumosa
y pesada.
Arrancarse de lo conocido.
Beber lo que viene.
Tener alma de proa.


1 comment:

Rochitas said...

Ya pudieron hablar en cuanto a la igualdad de miedos, de sentimientos?
Estar y no estar. Traer a un ausente a nuestras rutinas, sumarlos a cada uno de nuestros actos.
En la imágen Amelie ya esta con su alma par. Ud también?
Adoré el poema.