Monday, December 25, 2006

Lluvia cae...

Avanzaba a pasos acotados pero decididos, la vista clavaba en el horizonte, la frente alta como militar en desfile, pero en vez de un arma, llevaba en su brazo un brillante ramo de rosas, esplendidas la docena de flores se movía al ritmo que le imponía esa hermosa dama. La imagen era perfecta solo por el detalle, no mínimo, de unas lágrimas negras, producto de un rimel corrido, que descendían por el rostro, casi esculpido, de esa bella criatura.
Tal cuadro me dejo perplejo, mientras me apoyaba en un poste del alumbrado, sin perder de vista la posible llegada del colectivo que me llevara a mi casa, trate de mirarla sin que ella lo notara, no emitía sonido, solo las lagrimas le surcaban la cara, se paro unos metros adelante mío, se dio vuelta como buscando algo, que encontró justo arriba mío, la información sobre que colectivos paraban en esa esquina.
En la avenida no se veía una luz, que hiciera imaginar que la llegada del colectivo fuera inminente, las noches de invierno presentan una ciudad desolada, mientras intentaba observarla una vez mas, un viento cruzo la avenida, y segundos después una lluvia, de esas que hacen pensar que hasta el clima se globalizo (cada día nos parecemos mas a Brasil).
Fue solo después de unos segundos debajo de una lluvia torrencial que pude escucharla, ni en un brote de fantástica imaginación me hubiera imaginado lo que escuche, tuve que mirarla, varias veces, para comprobar que era ella la emisora de aquellos sonidos, todo mientras me sacaba el agua de la cara, solo después de varias miradas fiscalizadoras, pude comprobar que aquella risa, que rozaba la carcajada, era producto de ella. Nos miramos fijos unos segundos… y estallamos en risa, que más nos podía pasar…quizás enamorarnos…
Amigos del ciberespacio hoy les recomiendo, siempre que me dejen, a Juan Gelman, este poeta excepcional nació en Buenos Aires en 1930. Considerado por muchos como uno de los más grandes poetas contemporáneos, su obra delata una ambiciosa búsqueda de un lenguaje trascendente, ya sea a través del "realismo crítico" y el intimismo, primeramente, y luego con la apertura hacia otras modalidades, la singularidad de un estilo, de una manera de ver el mundo, la conjugación de una aventura verbal que no descarta el compromiso social y político, como una forma de templar la poesía con las grandes cuestiones de nuestro tiempo.


Si Dulcemente

si dulcemente por tu cabeza pasaban las olas
del que se tiró al mar/ ¿qué pasa con los hermanitos
que entierraron?/¿hojitas les crecen de los dedos?/¿arbolitos/
[otoños
que los deshojan como mudos?/en silencio

los hermanitos hablan de la vez
que estuvieron a dostres dedos de la muerte/sonrien
recordando/aquel alivio sienten todavía
como si no hubieran morido/como si

paco brillara y rodolfo mirase
toda la olvidadera que solía arrastrar
colgándole del hombro/o haroldo hurgando su amargura
[(siempre)
sacase el as de espadas/puso su boca contra el viento/

aspiró vida/vidas/con sus ojos miró la terrible/
pero ahora están hablando de cuando
operaron con suerte/nadie mató/nadie fue muerto/el enemigo
fue burlado y un poco de la humillación general

se rescató/con corajes/con sueños/tendidos
en todo eso los compañeros/mudos/
deshuesándose en la noche de enero/
quietos por fin/solísimos/ sin besos

2 comments:

La morocha said...

te entiendo, por momentos, no te entiendo, la mayoria de la veces, y sin embargo te quiero tantooooooo

La Maga said...

Yo no sabia que no tenerte,
podia ser dulce como nombrarte para que vengas,
aunque no vengas...
Y NO HAYA SINO TU AUSENCIA...
Tan dura como el golpe que me di en la cara,
pensando en vos....
J.G.
Mi favorita Mani..
Este tipo es un grande...