Friday, October 22, 2010

De Julietas que ahuyentan sus Romeos...


Julieta camina con la elegancia de una modelo pero también con el porte de un soldado en un desfile militar. Voltearse a mirarla, cuando pasa al lado de uno, es casi una obligación para cualquier ser que se jacte de apreciar la belleza. Cuando camina, como cuando baila, parece que hasta el viento que la roza esta siendo seducido, Ella juega con eso, sabe las sensaciones que despierta y se divierte. Describir su cuerpo es caer en lugares comunes, en curvas y contra curvas capaces de hacer perder el control al más experimentado de los conductores.

Varios han intentado conquistarla, enamorarla, Ella los deja creer que lo están logrando pero suele aclararles lo imposible de esa misión, que no se detengan en eso, que les quita energía para disfrutarla. Ella acarrea sus fantasmas, no te lo va a reconocer pero estuvo enamorada varias veces, es de las que cuando ama lo hace con todo el cuerpo, incluida el alma.

Julieta no se deja sorprender por el sol en la cama de nadie, desarrollo la habilidad de huir, de entre las sabanas, en ese momento justo donde la luna esta por terminar su turno y entregarle la posta al sol. Al salir siempre saluda a los porteros, son su custodia cómplice hasta que la rescata un taxi. En los taxis suele pedir permiso para fumar, ningún tachero puede negarse al pedido de una dama que escapa de madrugada de la cama de un amante. En los viajes de retorno a su casa, suele pensar en el amante abandonado el tiempo que le dura el cigarrillo en la boca, incluso a apagado cigarrillos por la mitad.

Así anda Julieta, paseando su tallado cuerpo, su cara entre angelical y picaresca pero sobretodo cautivante, por las noches de la ciudad, esperando encontrar otro Romeo capaz de no quedar reducido a huesos en las primeras salidas. Así transita su vida, mirando entre el humo, que escapa de su cigarrillo, esperando que algún día sin previo aviso la vida la pegue una cachetada de amor, que aparezca un Romeo capaz de domar a tanta Julieta, a tanta mujer…



La recomendación de hoy es para una de las voces mas profundas de la poesía Latinoamérica, mil veces recomendada y mil veces mas lo será, Gioconda Belli.



Permanencia


Duro decir:

Te amo,

mira cuánto tiempo, distancia y pretensión

he puesto ante el horror de esa palabra,

esa palabra como serpiente

que viene sin hacer ruido, ronda

y se niega una, dos, tres, cuatro, muchas veces,

ahuyentándola como un mal pensamiento,

una debilidad,

un desliz,

algo que no podemos permitirnos


ese temblor primario

que nos acerca al principio del mundo,

al lenguaje elemental del roce o el contacto,

la oscuridad de la caverna,

el hombre y la mujer lamiéndose

el espanto del estruendo


Reconocer

ante el espejo,

la huella

la ausencia de cuerpos entrelazados hablándose.


Sentir que hay

un amor feliz

enjaulado a punta de razones,

condenado a morir de inanición,

sin darse a nadie más

obseso de un rostro inevitable.


Pasar por días

de levantar la mano,

formar el gesto del reencuentro y arrepentirse.

No poder con el miedo,

la cobardía,

el temor al sonido de la voz.

Huir como ciervo asustado del propio corazón,

vociferando un nombre en el silencio

y hacer ruido,

llenarse de otras voces,

sólo para seguirnos desgarrando

y aumentar el espanto de haber perdido el cielo para siempre.


2 comments:

Vicky Narvaiz said...

Un gran orgullo q mi amigo sea de esos Romeos guardianes de las llaves de lo inconsciente de tanta Julieta errante.
Me encantó, literalmente, como con una varita mágica.

Rochitas said...

QUE BUENAS ELECCIONES LITERARIAS LAS DE ESTAS ULTIMAS ENTRADAS...
VEO QUE LAS MUSAS LO TIENEN EN JAQUE.