Thursday, April 22, 2010

Viva el Rock, Fuck the Clock...


No recuerdo bien si fue un viernes o un sábado, no recuerdo si fue en el teatro de Flores o en el teatro de Colegiales, no recuerdo si fui derecho desde el trabajo o si fui desde mi casa. No recuerdo muchas cosas del día que volví a ver, en vivo, a la aplanadora del rock, tampoco recuerdo porque deje de ir a verlos, fue una de esas cosas que se deja de hacer sin saber bien la razón. Pero tengo muy presente a un amigo, en el cuarto o quinto tema, diciéndome, diciéndose, son tres¡¡¡ son tres???, entendes que son solo tres??? Exclamación e interrogación, una tras de otra, sin llegar a una clara decisión sobre que expresión debía utilizarse.

Con Ellas me pasa algo parecido, no se bien como llegue a conocerlas, milagros del nuevo milenio, en parte, azar en otra. Solo sé que me sume a su proyecto cuando se estaba gestando, con la sensación de que algo estaba por suceder, no sabía que era, hacia donde iba pero tenia la certeza de que debía sumarme.

La música es la voluptuosidad de la imaginación, decía Delacroix. Ellas me llevan a lugares que no visitaba hace mucho tiempo, a lugares que incluso no he visitado nunca, porque en su repertorio suenan dagas olvidadas, llueven puentes que me comunican con el pasado pero sobretodo con el futuro, porque me permiten añorar y soñar, al fin y al cabo, de que sirve el arte sino de puente.

Si bien por momentos son más de tres en el escenario, cuando son solo tres parecen más, y cuando suman gente, lo hacen de tal manera que parecen solo tres. Hay hermandad en su forma de tocar, como también la hay cuando no tocan, hay miradas que agradecen la presencia del otro, hay gestos que profundizan el amor de pertenecer a algo que esta sucediendo, hay sobretodo esencias que se unen para abrazar a los presentes.

Hay proyectos que se inician con una meta clara, visible, pero hay otros, los que me atraen más, que solo se inician, se dejan rodar, avanzan, suman almas. Y así como el protagonista de una película, un día se largo a correr, sin mirar atrás, sin pensar en las distancias recorridas, sin percatarse de la gente que lo seguía pero agradeciéndoles su presencia, así Ellas empezaron un camino, y nos vamos sumando almas con diferentes inquietudes, ya llegaran los días de evaluar el camino recorrido, o quizás ese día no llegue nunca…Viva el Rock, Fuck The Clock…


3 comments:

Rochitas said...

llueven puentes que me comunican con el pasado pero sobretodo con el futuro, porque me permiten añorar y soñar, al fin y al cabo, de que sirve el arte sino de puente.

BRILLANTE LO SUYO, COMME TOUJOURS...

Anonymous said...

Hola, hace poco descubri tu blog y debo reconocer que me gusta mucho, ya lo he leido completo, me ha ayudado incluso en estos momentos que el amor duele...

Un saludo desde al lado
Isabel

Anonymous said...

Piel de gallina. No hay mejor tributo. Bienvenido al viaje. Tus letras van y vienen y flotan en el aire; son etereas en esa combinación casi cortarezca, y sin embargo, nada tienen de efímero. Gracias, no me queda más que eso =)