Wednesday, August 18, 2010

De videoclips y Puzzles...


Hay instantes en la vida de cualquier persona, que minúsculos actos, efímeras partículas de tiempo, alcanzan para explicarnos grandes enigmas de la existencia. Dos planos de la cadena de TV árabe Al-Jazeera nos alcanzaron para entender lo que es la guerra, un ser recorriendo 60 metros esquivando ingleses durante 13 segundos nos sirvió para entender que la presencia de Dios es más terrenal de lo que creíamos, un beso nos alcanzo para comprender que hay seres que no pierden su brillo a pesar de todo el alcohol y cocaína del mundo.

Hay frases que te dejan reflexionando durante días, una canción que escuchas un día azarosamente, un párrafo de un libro que venís masticando en los colectivos, una frase soltada impunemente una madrugada, un graffiti perdido en una pared huérfana. Y van pasando los días y tratas de armar una historia con todas esas partecitas acumuladas, y sentís que estas armando un rompecabezas con cientos de faltantes, como llenar esos espacios vacíos, como filmar una película con un guión que llega por twitter, la síntesis tiene poder pero tiene muchas más limitaciones.

Será porque somos de la generación de MTV, del videoclip, del reinado de la edición, de los programas de televisión que en una hora te muestran todo lo transmitido en una semana, que vamos recorriendo nuestra existencia recortando pedacitos, frases, momentos, todo en partes, todo efímero. Ya nadie pretende vivir una totalidad, con lo que el Todo supone.

Nunca pude escribir un día de sol, las nubes y, sobretodo la noche, siempre me resultaron más poéticas que el centro del universo. Por eso es que quizás este no sea el más brillante de mis tan poco brillantes textos, pero necesitaba salir de la agonía de no haber escrito nada en agosto…



La recomendación de hoy viaja a Corrientes, el poeta se llama Francisco Madariaga (1927-2000) la joya más preciada de los surrealistas.



EL ALBA CÁLIDA


¡Se clarifica el día! Oh viejos Elementos, dadme un poco de agua.

La ciudad ha sido invadida por el mar, pero conserva todos sus ruidos, su tráfico.
Todos los rumores se han transformado en cánticos de pájaros.

Viejos árboles míos, ¿estaréis locos en la campaña?
A cualquiera lo meten en un ataúd de habitación delgada hundiéndose en el mar.

¡Que un mar cálido le tape todos los nidos al alba cálida!
Los ferrocarriles penetran en la arena. Uno, sordo revienta y se le abre un abismo de mar. ¡Candentes aventureros que nadie atrapa, hermanos que aún no han pasado bajo mis árboles!

Eh, monos, corregid vuestros errores: al alba cálida no se la mastica ni se la contempla. La virginidad de las ramas de las últimas sombras que nunca ha visto a un hombre, no se la holla, monos. ¡Sacadle toda la boca para el alma!

Asnos que beben en el alba tímidamente porque hay bosques que los embriagan por la noche, me
encuentro bajo el mar, en una estancia de calor esmeralda. De entre ola y ola brotan los pájaros como balas de sol y saltan velozmente hacia el infierno.

¡El alba cálida es el infierno, la iniciadora de todos los amores!

Allá en el fondo la presión ha bloqueado a mi alma a lo largo, en su ataúd habitación. La ha hecho entrar rápidamente, por los pies, en el cuadro verde más infinito.

Después, cayeron ferrocarriles de punta en la arena.

Alba cálida, alba cálida, ¿Por qué acudís a mí en esta habitación tan delicada?
Oh movimientos de las sombras, humedades del pañuelo de los niños, gorjeo del polvo del amor, jaulas mías colgadas en el bosque:
Una liana de oro fuerte de relámpago atrapado por el bosque puede arrancar este ataúd habitación.


1 comment:

Rossina Salcedo said...

UD SE PORTA MUY MAL, MUCHO FEISBUK Y POCA LETRA.
HAY FRASECITAS QUE DICEN MUCHO.