Thursday, March 18, 2010

De amaneceres y barajas…


Aprovechando que ya nadie se junta a jugar al truco, pero siguen mintiéndose en el poker, una noche me senté con mis nostalgias y mis melancolías a jugarnos en una partida de barajas, scotch mediante, el resto de nuestros días.

Se repartían las reinas, siempre tan ajenas a mí, giraban en la mesa los ases, las picas, me seguían lloviendo los cuatro, se salpicaba la mesa con gotas de scotch, no sobraban los hielos, y se iba de a poco despoblando la mesa.

Quedaban sentadas las últimas nostalgias, unas pocas melancolías y yo, cuando se abrió el canal de las declaraciones más sinceras. Mis nostalgias empezaron lo que termino en un mar de reclamos.

Las ilusiones duran cada vez menos, los oasis del placer se encuentran más distantes entre sí. Nunca nos llevamos las ofertas en liquidación que ofrece una noche cualquiera, rechazamos elegantemente lo que antes aceptábamos amablemente. Ya no amanecemos de visitante pidiendo a gritos un taxi, ya no compramos cepillos de dientes descartables, siempre tan abandonables

Como el más eficiente de los operadores de un call center, mi oído no quería escuchar más reclamos. El destino disfrazado de baraja me seguía negando las reinas, yo mano a mano sobrevivía los embates de mis nostalgias y mis melancolías.

Pero sucedió algo, en ese mágico momento del día, donde la luna y el sol se cruzan miradas, momento que suele coincidir con la evaporación del liquido que reina en las botellas, donde se pelean las colillas para sostenerse dentro de un agotado cenicero, momento donde los parpados parecen tener ganas de saludar al mentón, y uno los siente descender en busca de su amigo lejano. Fue en ese momento que decidí jugarme todas mis fichas a que el destino me depare una reina en la última mano…



La recomendación poética de hoy es Paul Eluard (1895-1952), quizás mi poeta francés preferido del periodo denominado Surrealismo. Les Dejo El Éxtasis, en su idioma original y en castellano.



L'extase

Je suis devant ce paysage féminin
Comme un enfant devant le feu
Souriant vaguement et les larmes aux yeux
Devant ce paysage où tout remue en moi
Où des miroirs s'embuent où des miroirs s'éclairent
Reflétant deux corps nus saisons contre saisons

J'ai tant de raison de me perdre
Sur cette terre sans chemins et sous ce ciel sans horizon
Belle raison que j'ignorais hier
Et que je n'oublierai jamais
Belles clés des regards clés filles d'elles-mêmes
Devant ce paysage où la nature est mienne

Devant le feu le premier feu
Bonne raison maîtresse

Etoile identifiée
Et sur la terre et sous le ciel hors de mon coeur et dans mon coeur
Second bourgeon première feuille verte
Que la mer couvre de ses ailes
Et le soleil au bout de tout venant de nous

Je suis devant ce paysage féminin
Comme une branche dans le feu.


El éxtasis

Estoy ante este paisaje femenino
Como un niño ante el fuego
Sonriendo vagamente con lágrimas en los ojos
Ante este paisaje en que todo me emociona
Donde espejos se empañan donde espejos se limpian
Reflejando dos cuerpos desnudos estación a estación

Tengo tantas razones para perderme
En esta tierra sin caminos bajo este cielo sin horizonte

Hermosas razones que ayer ignoraba
Y que ya nunca olvidaré
Hermosas llaves de miradas claves hijas de sí mismas
Ante este paisaje donde la naturaleza es mía

Ante el fuego el primer fuego
Buena razón maestra

Estrella identificada
Y en la tierra y bajo el cielo fuera de mi corazón y en él
Segundo brote primera hoja verde
Que el mar cubre con sus alas
Y el sol al fondo de todo que viene de nosotros

Estoy ante este paisaje femenino
Como rama en el fuego.


2 comments:

LuluZiña said...

MUY BUENA REFLEXION

SALUDOS

Rochitas said...

J'ai tant de raison de me perdre
Sur cette terre sans chemins et sous ce ciel sans horizon ...

MENOS MAL QUE SOMOS UNOS CUANTOS, AUNQUE ESO NO NOS LIBERE DE NUESTRA PROPIA LEVEDAD.

A ud. lo leí sumamente creativo. Publicable por donde se lo mire.
¿Y más joyeux?