Tuesday, October 20, 2009

De lagrimas del pasado, de suspiros del futuro...


Todos los lunes un tsunami de frases invade mi mente, algunas las leí, otras las escuche, son confesiones, o quizás meros comentarios. Trato de ordenarlos a medida que van regresando, me río con la mayoría, reflexiono con algunos. Una pequeña minoría de recuerdos vienen acompañados de imágenes, así cobran más fuerza en el ejercicio del retorno.

Me dedique el fin de semana a escuchar música, a leer (como hace tiempo no lo hacia), a escuchar a mis amigos, así que el tsunami del lunes tuvo un nivel alto en la escala de medición de fenómenos seudointelectuales.

Pero la frase, la anécdota, que funciono como mayor disparador de pensamientos, llego a mí al final del día. Regresaban unas amigas de un recital, entre risas y alegría por el momento compartido me comentaban lo que habían llorado, lo bien que les había hecho, lo hinchado de sus ojos.

He disertado sobre el poder curativo de las lágrimas en algún bar, alguna noche de copas con amigos, creo fervorosamente en la necesidad de desprenderse de algunas lágrimas cuando la angustia gana el cuerpo de uno. Pensaba en mis amigas cantando canciones de amor, gritándole a amores pasados, dedicándole algunas lágrimas a ese que no se la termino de jugar, exorcizándose de aquel que les abrió la puerta del amor, porque sin primer amor no habría que añorar.

Me las imagine, sin saber si esto era así, de varias maneras, pero siempre llorando por el pasado. Me tome el tiempo para analizarme, pensé si yo tenia deudas, si debía algunas lagrimas a los amores de tiempo atrás. Me alegro saber que no tenia deudas, que ya había llorado lo suficiente en su momento, que me había exorcizado de los amores del pasado, porque cuando no son lagrimas son gritos, pensé que cantar a gritos llorando seria un combo digno de una empresa farmacéutica productora de antidepresivos.

Pero la mayor alegría, en mi cadena caótica de pensamientos, fue cuando llegue a la conclusión de que cuando se deja recorrer por la mejilla, la ultima lagrima por un amor del pasado, se le deja vía libre a los suspiros, frutos del próximo amor…

Manuel Gutierrez Najera es quizás uno de los primeros poetas mexicanos que leí en mi vida, no se como llegue a su obra, pero recuerdo algunas de las sensaciones que me dieron esas primeras lecturas. Espero tengan algunas de esas sensaciones al leerlo.

SABES LO QUE ES UN SUSPIRO

¿Sabes lo que es un suspiro?
Un beso que no se dio…
¡Con cadena y cerrojos
los aprisionan severos,
y apenas los prisioneros
se me asoman a los ojos!

¡Pronto rompen la cadena
de tan injusta prisión,
y no mueren más de pena
que ya está de besos llena
la tumba del corazón!

¿Qué son las bocas? Son nidos.
¿Y los besos? ¡Aves locas!
Por eso, apenas nacidos,
de sus nidos aburridos
salen buscando otras bocas.

¿Por qué en cárcel sepulcral
se trueca el nido del ave?
¿Por qué los tratas tan mal,
si tus labios de coral
son los que tienen la llave?

Besos que, apenas despiertos,
volar del nido queréis
a sus labios entreabiertos
en vuestra tumba, mis muertos,
dice: ¡Resucitaréis!


3 comments:

Rochitas said...

me hace meditar en cuanto al lapso en entre la última lágrima y el suspiro. En cuanto a la certeza de si será la última ...

untitle said...

suspiros...
quizas se me vienen momento que me dejaron sin aire, pero no precisamente por tristeza.

no se bien por que, pero tenia en la cabeza otro poema de Julio, que me gusataria compartirte.

Para leer en forma interrogativa

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...
Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...
Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...
Has sabido
con cada poro de la piel, sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,
había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Te regalo un ave entonces.

Buena semana



...

Rochitas said...

que bueno eso de no recordar "recuerdos" sino sensaciones.
hace poquito alguien me comento que no recordaba el momento sino la sensación de algo que habísmo compartido.
La sensación del recuerdo o el recuerdo de la sensación.
Creo que fue aquí:
http://and-what-about-rochies-life.blogspot.com/2009/09/hoy-te-acordaste-de-mi.html
Lo espero por allá para combinar el envasado de nostalgia ;)