Friday, April 20, 2007

Frases infinitas...


Podría escribir sobre, La importancia de la repetición en la obra de Gabriel García Márquez, o de, La sucesión de sucesos sucedidos sucesivamente que llamamos vida, sin embargo voy a optar por escribir sobre lo que me pasa a mí.
Me levanto y leo, "Maradona internado", "Gran Hermano el éxito de la TV", "Robo en Caballito", "Tinelli y Bailando por un sueño", "Renuncio Merlo", "Velez apuesta a los pibes", "Lalo Mir triunfa en radio", "Fidel Castro cerca de la muerte".
Me canso de leer y me pongo a hablar con mi familia, "Hiciste la cama", "Secaste el baño", "El abuelo dice cuando lo vas a ir a visitar", "Te llamo una tal...", "Cuando me van a hacer abuela", "Si dejas la facu te mato", "Como se llamaba ese chico", "Vas a salir de nuevo", "Abrígate".
Deci que uno tiene a los amigos, "Che, boludo", "Sino salís hoy te cago a trompadas", "Me pasas el teléfono de tu compañera de facu", "Que onda con esa minita", "Riquelme es lento", "¿Me desadmitiste del MSN?", "Pido otra cerveza", "A que no le sacas el teléfono a la mesera", "Esta mina me encanta".
Por ultimo, el día te lleva a la cuna de los grandes pensadores, la universidad, "¿En que aula cursamos hoy?", "Los apuntes no los compre, con los resúmenes la piloteo", "Esta materia la zafo, a pura guitarra", "El libro no lo leí, pero mi opinión es que...", "¿Y la pregunta alumno seria?", "Podemos hacer un recreito".
Un día en la vida de alguien, una serie de frases que se repiten, por los días de los días, casi hasta el infinito. O me van a decir que ninguna les sonó familiar. Sin embargo, hay una frase que me repito en silencio, solo en mi intimidad. Yo solo conozco las repercusiones de ella. "Otra vez te enamoraste de un imposible", de una bella muñeca con pulseras diría la canción...

(La imagen pertenece a la obra “Hasta el Infinito”, de la pintora mexicana Cristina Ruiz.)


Por ultimo, les dejo una poesia de Hermann Hesse, que me estuvo acompañando por estos dias.

Excursión en el otoño tardío (1919-1928)

La lluvia del otoño ha escarbado en el bosque grisáceo,
el valle tirita con el viento frío de la mañana
los duros frutos del castaño caen
y estallan y sonríen húmedos y parduscos.

El otoño también ha escarbado en mi vida,
el viento arranca hojas desgarradas
y sacudiendo va rama tras rama, ¿dónde el fruto?

Florecí amor, fue sufrimiento el fruto.
Florecí fe, y el odio fue su fruto.
Corre el viento por mis ramas estériles,
yo me río con él, aún resisto tormentas.

¿Cuál es el fruto para mí? ¿Cuál mi meta? -Yo florecía
y era mi meta florecer. Ahora me marchito
y esa es la meta, no otra cosa,
breves las metas son que el alma se propone.

Dios vive en mí, Dios muere en mí, Dios sufre
en mi pecho, y es ésta meta suficiente.
Buen camino o errado, flor o fruto,
todo es lo mismo, pues que nombres tan sólo.

El valle tirita con el viento frío de la mañana,
los duros frutos del castaño caen
y fuerte y claramente ríen. Yo con ellos.



4 comments:

La Maga said...

Volvamos a las buenas costumbres... 'Je suis la tendre mort..' Sos lejos.. increiblemente envidiable a la hora de escribir.. quiero tus desvelos de escritor.. últimamente me estan faltando...
Ay lovius Mani... mi mooooooor..

Johy said...

Que haces caramelo...este comentario es para quienes leen el blog. Basta de atribuirse los escritos, este talentoso caramelo no tiene Una Sola Musa, nos usa (me tomo el atrevimiento de incluirme) a todas, saca un pedazito de cada una y arma su ideal...
Asi y todo lo amamos, o no?
Besotesssssssssssssssss

La Cola said...

Jajaj,ya no alcanzaba con los quilombos en los bares,el conventillo en la facu...ahora se traslado al blog, dejen un lugar...
Ciru te quiero, La Cola, no te olvido, vos?

Anonymous said...

desde ixelles
esto tiene aires de enfermedad contagiosa///
necesidades raras q tenemos... de comentar imbecilidades por ejemplo, de creer q sirve de algo decirlas///
yo lo digo xq nadie o casi nadie me conoce, eso me interesa expandir mi anonimato