Monday, August 20, 2007

Una mañana como tantas...

Me levanto con dolor de cabeza, que me recuerda lo agitado de la noche anterior, chancleteando unas zapatillas me dirijo a la heladera, ninguna cantidad de gaseosa de lima-limón apagara la hoguera que siento por dentro. Me desparramo en el sillón, un tibio sol me pega en el cuerpo, meto la mano en un bolsillo del jean, abro mi celular, y leo un msj de ella, “espero que descanses bien, fue una noche mágica, el tiempo con vos se resignifica”, me rió, le encanta decir palabras que repito constantemente, lo hace para mostrarme que me escucha con rigurosidad.
Recorro mi casa, desde el sillón parece más grande, la imagen de un paquete sobre la mesa del comedor me llama la atención. Me dirijo al paquete, veo que lo enviaron por correo, leo el remitente, no me agrada lo que leo, lo agarro y me tiro de nuevo en el sillón. Juego con el envió, lo giro, lo recorro con la mirada, tejo conjeturas, imagino contenidos, todo este juego me angustia.
Estoy por abrirlo, cuando el celular me anuncia, que alguien se quiere comunicar conmigo. Es Ella, la que la noche anterior me hizo quedarme en silencio, unos eternos segundos, cuando me pidió que la abrace, la que me hace regalos a un mes de mi cumple, la que tiene como mascota un conejo y me cuenta seria que lo tuvo que llevar a un especialista en conejos, y se ríe apenas termina de escuchar lo que dice.
Atiendo, quiero hablar tranquilo, así que me dirijo a la pieza, camino a ella, dejo el paquete que me trajo el correo en el tacho de basura…

Corazón coraza

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

8 comments:

Carito aprehendiendo said...

Ciru no se quiere casar conmigo?

yasequeestoyloca said...

las veces que releí Gracias por el Fuego, comenzando rapidísimo... sólo para leer el poema... y después lo dejo... y lo vuelvo a releer...
no sé si será mi 'poema favorito', no me gusta caratular lo que leo... pero es, sin dudas, el que mejores recuerdos me trae...

un beso

Lucy in the sky with diamonds said...

Me quedé pensando en quién era la persona que mandó el paquete.
Me alegra que alguien, como Ella (la del conejo) lo haga sentir bien.
Un cariño
Lucy.-

Thomas Dylan said...

Carito: mmm,dejemelo pensar, pero vamos de a poco mejor,jaja
yasequeestoyloca: es un gran libro
Lucy: una ex mando el paquete

Ridicule Star said...

me encanta como escribis, me encanta me encanta. como vas relatando todo y mi imaginacion me va dibujando una serie de hechos. es genial
no abriste el paquete? me dio intriga!

Rochies said...

cuantas lindas cosas le vienen pasando Thomas! disfrute por favor...
las exs siempre aparecen muy intuitivamente en el momento justo, pa confundir, vio?

simplemente yo said...

hola ciru parece que esta pasando x un buen momento no? me alegro mucho y q siga dandole material para tus lectores....

c@rito said...

Es uno de los que más me gustan...