Wednesday, June 13, 2007

Voy perdiendo sentido...



Después de unas horas frente a la computadora, escribiendo algo para la facultad, las ideas pierden su sentido, las palabras pierden su sentido. Es como cuando, repetimos una palabra hasta el cansancio y se nos hace rara, nos suena equivoca. Uno se adentra en un viaje por el lenguaje, se ahoga en las palabras, juega con los puntos, salta de uno en uno en los puntos suspensivos, y cuando parece caer al vació se aferra al gancho salvador de un signo interrogante.
El tiempo se burla de uno, miras el reloj, y ves que faltan seis horas para entregar, lo que parece que nunca vas a llegar a entregar. Más cuando todo te distrae, te pasas valiosísimos minutos seleccionando la música que te acompañe, de golpe se te antoja un té y hay muchos gustos para elegir. Todo atenta contra tu concentración, el camión recolector de residuos, un despertador, una frase de Silvio Rodríguez (que resulto ser la música seleccionada), sentís caer el diario y te preguntas, como hace el repartidor para acertarle siempre a la puerta, los perros se acuerdan que son seres vivos y se ponen a ladrar, todos atentan, y sabes que el profesor no va a entender esto. Tampoco va a entender, que preferiste pasar la tarde hablando con esa chica que te vuelve loco, o el sábado jugar el torneo de fútbol con los amigos, el lunes te recuperabas de una resaca terrible, muy justificada de hecho, había que celebrar el regreso de un amigo. Al final uno es un incomprendido.
Las palabras pierden su sentido, si alguna vez lo tuvieron. Yo pierdo mi sentido. Y solo encuentro sentido, en esa foto donde se ve tu sonrisa en primer plano, y solo pido que tus te quiero nunca pierdan el sentido que les das…

Por último, les dejo una poesía de Matilde Alba Swann.

Mañana es siempre

" Cómo quisiera despertar cantando.
Pero amanezco, en cambio,
dolorida
de no haberme quedado en ese espacio,
en ese tiempo de morir prestada.
Una isla no inscrita en ningún mapa,
una célula enferma de ignorancia,
un asfixiado mundo en miniatura,
una avanzada humanidad triunfante,
en clarines y hogueras
homicidas.
Tabla sola, sin náufrago siquiera,
y luchando,
relincho hacia la costa,
y animada nomás por el recuerdo
de un aliento mordido a sus astillas.
Cómo quisiera despertar cantando,
y me muero de sed y hambre
de canto
mientras desborda la preñada aurora
en promisorio bermellón de vinos,
y expandida,
hoguera en panes, horneándose a lo alto.
Yo estoy abajo,
debajo de la historia,
sepultada en antorchas apagadas
y estandartes marchitos.
Sumergida en humores subterráneos
y en cenizas de huesos
de bandido,
Soy el ser que no fue, lo que no pudo,
la olvidada, desdeñada semilla,
pero existo.
Dentro
tengo un sauce inclinado que me llora.
Un niño triste me llama, sin nombrarme.
Me doy cuenta,
me doy cuenta, yo existo.
Mañana espero despertar, cantando. "



6 comments:

Anonymous said...

Nene, sos divino, te quiero mucho, aunque no me llames, aunque ahora prefieras a las rubias (comentario para enojarte,jaja)
besote bombon
la loca de tu amiga
la negra

c@rito said...

Yo siento que lo encuentro y que lo pierdo a cada rato...

Ridicule Star said...

Me siento tan identificada, me enojo conmigo misma y me digo 'hoy voy a estudir, hoy voy a leer' y todo gira al rededor mio para que eso no pase.
La poesía que nos dejaste... es muy linda :)

Carito aprehendiendo said...

Ciru viste que igual uno siempre termina entregando en horario? no sé bien cómo funciona pero en mi casoe s como si hubiera un reloj interno que me da espacio para todas esas distracciones y siempre terminolelganod. Mal dormida y sin comer pero llegando.
Besos

c@rito said...

Sé que es medio molesto pero como "el menos común de los sentidos" ya no existe más, pueden borrarlo de sus links y poner en su lugar mi nuevo blog "un día a la vez"?
Desde ya muchas gracias.
Caro

Fantômas said...

Me gustó lo que escribiste.